Creación de una campaña local en una empresa nacional: 15 aniversario El Corte Inglés Pamplona

Los segundos Desencuentros de La Asociación dieron comienzo con la intervención de Miguel Bados, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de El Corte Inglés en Pamplona. En su exposición describió las etapas por las que pasó una de sus campañas de comunicación realizadas durante este año de pandemia. Un año muy especial para la marca en Pamplona, en el que cumplía 15 años de existencia.

Para conmemorarlo plantearon una campaña que incluía muchos elementos de celebración conjunta con la sociedad. Planificación que con la llegada del Covid19 se ven obligados a replantear. “Pasamos de tener todo planificado a una situación excepcional que nos hipoteca todo lo que estaba previsto. La pandemia nos hipoteca eventos, pero también nos abre una oportunidad, que es el plantearnos un aniversario totalmente diferente”, afirma Bados. Ante la negatividad y el pesimismo que se apodera de la sociedad, la marca decide apostar por el humor como eje de su campaña. Tomando como punto de partida una viñeta de César Oroz creada hace quince años, con motivo de la inauguración de El Corte Ingles en Pamplona. Viñeta que hacía alusión al aspecto del edificio recién inaugurado, que generó cierta risa en la sociedad. “Lo que queríamos mostrar con la campaña es que después de 15 años ya estábamos formando parte de la sociedad, ese era nuestro objetivo”, añade Miguel.

En ese momento la marca apostó por hacer una campaña de imagen, para la cual contaron con César Oroz y el humor como el eje central. Fue una campaña de comunicación diferente, que supuso una ruptura con lo que habitualmente se hacía en El Corte Inglés. Y que se fue construyendo a medida que se fue creando.

Pero sobre todo fue una campaña en la que se puso en práctica algo fundamental para Miguel Bados, la confianza. “El éxito de las campañas radica en crear una relación de confianza entre la empresa y la persona o agencia creativa que desarrolla la campaña. Y así lo hicimos con César. Confiamos en él y le dejamos trabajar. Hay que dejar trabajar y confiar en los profesionales. Ya que el éxito de una campaña es el éxito de la empresa y de la agencia”, afirma Miguel.

Campaña local para una empresa nacional

La campaña centró el eje estratégico en su propio edificio, el cual se trasladó a diferentes gráficas con cuatro ejes reconocibles por la sociedad navarra. Todo un reto en el que había que conjugar la propia imagen de El Corte Inglés con elementos locales desarrollados con un toque de humor. “Usamos elementos propios de la sociedad navarra: levantador de piedras, un remontista, el zaldico (como elemento visible de la comparsa de gigantes y cabezudos) y los Sanfermines. Fue una campaña en la que se mezclaron elementos locales con otros de índole nacional”, cuenta Miguel Bados.

La campaña consigue ser aprobada, realizándose una serie de gráficas para utilizar en la tienda, complementándola con una campaña exterior para el público de Pamplona y otras acciones comunicativas para el público interno de la empresa. Público este último para el que se diseño una caja – regalo que contenía producto local, poniendo de ese modo en valor los productos locales.