“Apostar por la comunicación y la publicidad va a ser clave para conseguir la reactivación económica”

Atrás quedó el 14 de marzo. Una fecha muy difícil de olvidar. En la que todo cambió…para siempre. Han sido días, semanas y meses de mucha incertidumbre, acompañadas de dosis de un sinfín de emociones. Muchas fueron las personas que se vieron obligadas a quedarse en casa. A trabajar desde casa. Fueron días de decisiones duras en algunas empresas. Decisiones cargadas de una palabra que se repetía sin parar: incertidumbre.

Tres meses y medio después hemos vuelto a la “nueva” normalidad. Una normalidad cargada de esa palabra que se repite sin parar, y que Miriam Campo, gerente de La Asociación la ha escuchado una y otra vez de sus empresas asociadas.

Hablamos con Miriam Campo, quien nos relata cómo se encuentran las empresas asociadas, las medidas llevadas a cabo, las propuestas planteadas al Gobierno y el futuro del sector.

La preocupación por el estado de sus empresas asociadas ha sido una constante durante estos últimos meses para La Asociación. ¿Qué medidas se han llevado a cabo?

Una vez decretado el Estado de Alarma, lo primero que hicimos en La Asociación fue contactar con todas las empresas   para conocer cómo era la situación de cada una de ellas y ponernos a su disposición.

En La Asociación hay agencias con diferentes características y, lógicamente, la crisis sanitaria les ha afectado también de una manera diferente, dependiendo de su estructura empresarial y nicho de mercado al que se dirigen.

Para visibilizar la situación del sector, con los datos recogidos,  gestionamos un  reportaje en Navarra Capital  mostrando cómo las empresas de La Asociación estaban viviendo el parón de la actividad económica y hacia dónde creían que debían orientar su futuro.

Otra de las iniciativas que adoptamos fue el lanzamiento de  una campaña de comunicación, junto con algunos medios navarros con la idea de transmitir la importancia y necesidad a las empresas e instituciones de contar con una  comunicación profesional en momentos inciertos,

Con esta campaña, que se difundió en prensa escrita on line y off line, radio, televisión, redes sociales y marquesinas, buscamos, sobre todo, destacar cómo la comunicación, el diseño y la creatividad constituyen un necesario impulso para las empresas a la hora de retomar su actividad y posicionarse en el mercado.

Posteriormente, ya en junio, cuando la crisis sanitaria llevaba con nosotros tres meses,  volvimos a sondear entre nuestras agencias, a través de  una encuesta, cómo había evolucionado la situación a lo largo de este tiempo.

Por último, consideramos necesario trabajar en la elaboración de una propuesta con trece medidas para aporta al plan Reactivar Navarra desde la comunicación, destacando la importancia de la comunicación como sector estratégico para la consecución de los objetivos de dicho plan.

Durante esta crisis, se ha puesto en valor la importancia de la comunicación. ¿Qué reflexión hace sobre este tema?

En el contexto en el que nos encontramos, creo que apostar por la comunicación y la publicidad va a ser clave para conseguir la reactivación económica de nuestra comunidad; no en vano ésta va ligada necesariamente al mayor o menor  consumo de la sociedad.  Y en este sentido la comunicación es un factor multiplicador del mensaje lanzado a los particulares.

En momentos de incertidumbre,  nuestro sector  cobra una mayor  importancia estratégica y es necesario que el tejido empresarial lo entienda así y no opte por recortar el gasto en comunicación, como ocurrió en crisis anteriores. Si esto sucediera, estoy convencida de que la reactivación económica y la salida de la crisis será mucho más lenta.

La crisis de una u otra forma está afectado al tejido empresarial navarro. ¿Cómo está afectando a las empresas asociadas? 

Los datos que arrojan la encuesta que realizamos en junio no son muy optimistas ya que casi el 50% de las empresas de La Asociación han declarado que su actividad se reducía como consecuencia de la crisis sanitaria.

Por otro lado, en torno al 40% de las agencias se ha visto obligada a reducir su plantilla. En numerosos casos la relación laboral de la empresa con sus trabajadores se ha visto suspendida transitoriamente. Un 10,5% se ha visto afectado totalmente y un 21,1% parcialmente. El 68,4% admite que no ha realizado ningún ERTE.

En cuanto a Las consecuencias económicas derivadas de la pérdida de actividad empresarial a largo plazo, los datos que arrojó la encuesta es que en torno al 60% cree que su actividad se reducirá un 25%.

A nivel Institucional, ¿se están tomando las medidas oportunas para ayudar al sector de la comunicación en esta crisis?

Desde la Administración, concretamente desde la Dirección General de Comunicación, contactaron con nosotros para solicitar nuestra aportación al plan Reactivar Navarra. Como respuesta a esta demanda, presentamos una batería de propuestas, destacando  la importancia de las agencias de La Asociación como parte fundamental del tejido empresarial navarro y la capacidad de éstas a la hora de generar riqueza y valor añadido a cualquier empresa.

Creo que es necesario generar una adecuada relación entre el sector público y la comunicación para poder superar la crisis. En este sentido como asociación empresarial considero necesario contar con un reconocimiento profesional y unos presupuestos dignos por parte de la administración.  El que se valore el trabajo creativo en su justa medida es una de las reivindicaciones que venimos haciendo desde que se constituyó La Asociación.

Sobre todo, nos preocupa la precarización que viene sufriendo el sector y que tememos que con la crisis económica se agudice todavía más. Creo que la administración debería actuar de modo ejemplarizante y no contribuir a ello.

De todas las formas mantenemos una interlocución fluida con el Departamento de Comunicación de Gobierno de Navarra y esperamos poder transmitir nuestra visión de la situación creada cuando la situación se normalice.

La Asociación ha realizado propuestas para el plan Reactivar Navarra. ¿Cuáles son las propuestas?

Hemos presentado una batería de 13 propuestas, unas dirigidas al sector público y otras dirigidas al sector empresarial. Todas ellas encaminadas a reactivar la economía navarra, desde la comunicación.

Respecto a las propuestas creemos que es necesario crear incentivos fiscales a la contratación de servicios de comunicación comercial por parte de las empresas durante el período 2020/2021. Por ejemplo establecer una desgravación fiscal en las inversiones realizadas en comunicación. Esta medida ya ha sido aprobada por el Gobierno de Italia. Se deberían establecer ayudas para la digitalización de las empresas así como para la comunicación en los planes de exportación. La tendencia de muchas empresas es a internacionalizarse y dirigir su estrategia hacia el exterior. También para realizar este proceso necesitan realizar una importante tarea de comunicación.

Otras propuestas planteadas es que se incluya como requisito a las empresas, tal y como exigen los proyectos europeos, un porcentaje de la recepción de todas las ayudas recibidas por parte de la administración a la comunicación (al menos del 2,5%).

Nos gustaría también que abrieran una convocatoria de un “plan renove” de imagen. Que permita a las empresas poder modernizar su imagen, la de sus productos o servicios  fomentando que presenten una imagen actual que les permita competir en sus respectivos mercados en condiciones ventajosas.

También nos gustaría que se creasen ayudas y subvenciones para la gestión de marcas.  Diseño y rediseño de marcas, productos y servicios que ayuden a las empresas a vender y posicionar sus productos en el mercado.

Ayudas también para la producción y rodaje de material visual y audiovisual de carácter comercial en territorio Navarro, al estilo del que recibe la industria del cine. Y del que se pueda beneficiar tantos las empresas navarras como las que no estén ubicadas en la Comunidad Foral.

Así como un plan de ayudas para mantener los puestos de trabajo y ayudas para contratación de personal en formación/inserción laboral (jóvenes/veteranos).

¿Cuál es la perspectiva del sector a futuro?

Uno de los efectos más negativos de esta crisis ha sido la caída de la facturación de las empresas. Caída que puede rondar en muchos casos en un 25%. Por ello no somos muy optimistas a corto plazo. Creo que la recuperación no se producirá hasta el año 2021. Iremos viendo.