La publicidad ambientalmente responsable beneficia a consumidores, anunciantes y sector publicitario

El experto del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM), Francisco  Heras, afirmó en una jornada organizada recientemente por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA), que una publicidad ambientalmente responsable beneficia tanto a los consumidores “a los que les permite obtener información fiable”, como a los anunciantes y sector publicitario ya que les permite “reforzar la confianza de los consumidores, aumentar su credibilidad y permite cumplir requisitos que son exigidos en un número creciente de países”. Heras participó el 28 de octubre en la jornada “Publicidad y Medio Ambiente: la necesidad de un compromiso” en la que junto al CRANA colaboraron la Asociación de Agencias de Comunicación y Publicidad de Navarra y Red Eléctrica de España.

El principal objetivo de la jornada, en la que participaron 40 profesionales de la comunicación y la publicidad de Navarra, ha consistido en dar a conocer en nuestra comunidad el código de autorregulación de buenas prácticas para el uso de argumentos ambientales en las comunicaciones comerciales suscrito inicialmente el año pasado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y un grupo de reputadas empresas de ámbito nacional e internacional.

A la inauguración asistieron en representación de las entidades públicas de Navarra, Joaquín Ortigosa, Director General de Comunicaciones del Gobierno Foral y Andrés Eceolaza, Director General de Medio Ambiente de esta misma entidad. La jornada contó también con la exposición por parte de Nexo Comunicación, agencia miembro de la Asociación de Empresas de Comunicación y Publicidad, de una campaña para la educación ambiental en materia de residuos. Además en la jornada intervinieron Ana Teresa López Pastor, profesora de Sociología de la Universidad de Valladolid, que presentó un estudio sobre Publicidad y Medio ambiente realizado en la universidad, y la exposición de las campañas de educación ambiental “La divulgación para la sostenibilidad”, de Red Eléctrica”.

Desde el CRANA y la Asociación de Empresas de Comunicación y Publicidad de Navarra se quiere establecer una línea de colaboración en este ámbito que permita facilitar y dar un valor añadido a la actividad profesional de los comunicadores y publicistas y que permita que otras empresas y agencias navarras de comunicación y publicidad se adhieran al código.

Según se expuso, a medida que los criterios ambientales se han empezado a considerar por parte de los consumidores, también se ha incrementado su utilización en el sector publicitario. Este fenómeno puede tener efectos positivos, pero si las apelaciones al medio ambiente se hacen con poco rigor o de forma incorrecta, también pueden generar confusión, ideas erróneas, e incluso ser inadecuadas para la conservación ambiental.

En este contexto, Heras señaló que surge la necesidad de crear un código como respuesta que facilite un uso adecuado de los argumentos ambientales por parte de los anunciantes y publicistas al proporcionar normas de referencia, que permitan un compromiso más allá de los marcos legales y que permitan que ciertas controversias en la publicidad sean resueltas con rapidez.

Sin embargo, también señaló que el código tiene ciertas limitaciones como la necesidad de consenso con los sectores que lo apliquen, su adhesión voluntaria y que los afectados  pueden desvincularse cuando

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *